Inicio / POLITICA / Julio De Vido volvió a Tribunales: ahora, por la compra de gas licuado

Julio De Vido volvió a Tribunales: ahora, por la compra de gas licuado

Con un frustrado intento de postergar su declaración indagatoria, este martes, Julio De Vido, el ex ministro más poderoso de Néstor y Cristina Kirchner, volvió a los tribunales de Comodoro Py para declarar en la causa que investiga las irregularidades en las contrataciones de buques con gas natural licuado por los que se llegaron a pagar 15 mil millones de dólares. Según pudo saber Clarín, en principio, el diputado presentará un escrito ante el juez Claudio Bonadio.

02_10_2017 El diputado Julio de Vido se retira esta tarde de los Tribunales de Comodoro Py. FOTO PEDRO LAZARO FERNANDEZ

De Vido, quien arribó a los tribunales de Retiro poco antes de las 10 de la mañana, deberá volver mañana miércoles a Comodoro Py,​​ para la segunda audiencia por el juicio por la Tragedia de Once, donde está acusado de estrago culposo agravado por muerte.
Julio De Vido volvió a Tribunales: ahora, por la compra de gas licuado

El diputado del FPV y un complejo frente judicial. Foto Pedro Lázaro Fernández.

Ayer, Maximiliano Rusconi, su nuevo abogado, pidió postergar durante tres días la indagatoria en esta causa, remarcando que necesitaba más tiempo para interiorizarse con el expediente. La solicitud fue denegada por Bonadio y hoy el diputado del FPV debe presentarse.

Durante la investigación, Bonadio determinó que durante el gobierno kirchnerista se pagaron casi 7.000 millones de dólares en sobreprecios, en una operación para comprar casi 500 barcos de GNL para abastecer las plantas radicadas en Bahía Blanca y Escobar.

Esta evaluación fue rechazada ayer por Roberto Baratta, mano derecha de De Vido durante la gestión en el extinto ministerio de Planificación Federal. Durante más de tres horas, el ex subsecretario declaró ante el fiscal Carlos Stornelli y solicitó la nulidad de la pericia que es una de las pruebas centrales en la causa.
Julio De Vido volvió a Tribunales: ahora, por la compra de gas licuado

Roberto Baratta ayer retirándose de los Tribunales Comodoro Py. Foto Pedro Lázaro Fenrández.

“Uno de los peritos intervinientes determinó que no hubo sobreprecios, y que para evaluar los costos había que recurrir a otros indicadores”, aseguró Baratta. También rechazó la pericia firmada por el ingeniero David Cohen, “que usó un precio de referencia de gas de gasoducto (de Estados Unidos) y estamos ante gas licuado que va por barco”. Los lineamientos de De Vido serán similares.

En la causa se usó como prueba importante un informe de la Auditoría General de la Nación (AGN), que estimó sobreprecios del 20% en las operaciones. De esta forma, se habrían desviado al menos unos 3.000 millones de dólares.

Parte de los pagos se hacían -según consta en el expediente- a través de un banco privado que tenía una cuenta en un banco de Panamá, cuando debían de hacerse en “efectivo y antes de que se bajara la escalera de contacto con un puerto argentino”.

La operación comenzó en 2008 con la compra de ocho buques provistos por YPF-Repsol, y luego pasó a contratarse a Gas Natural Fenosa de España, British Petroleum, Vittol, Glencore y Morgan & Stanley.
Julio De Vido volvió a Tribunales: ahora, por la compra de gas licuado

Julio De Vido, mañana volverá a Comodoro Py para la segunda audiencia del juicio por la Tragedia de Once. Foto Pedro Lázaro Fenrández.

Así, entre 2003 y 2015 llegaron a la Argentina 530 barcos a un costo de 15.000 millones de dólares que pagó ENARSA, bajo la conducción de Exequiel Espinosa, otro de los imputados. Espinosa es el mismo funcionario K que en 2007 trajo en un avión alquilado por ENARSA al colombiano Antonini Wilson con una valija con 800 mil dólares que habrían ido a la campaña electoral de Cristina Kirchner.

Además de los sobreprecios en las contrataciones de buques regasificadores, en la causa también se investiga una serie de irregularidades en la realización de los contratos de los seguros ambientales y de las agencias marítimas, entre otros puntos.

Los buques entraban al puerto de Escobar o al de Bahía Blanca para inyectar el gas en la red nacional y evitar cortes por la crisis energética que provocó el kirchnerismo, en el marco de estrictas medidas de seguridad.

Compruebe también

Bullrich ganó en Provincia: “Confirmamos el cambio”

“Confirmamos el cambio de 2015 que sacó a la Provincia del abandono. Termina una campaña …

Así quedó el mapa político de la Argentina

Con 14 distritos, Cambiemos se impuso en la votación a nivel nacional, con triunfos históricos …

Dejanos tu comentario